Evolución de las Técnicas de Instalación

Instalación PVC

Evolución de las Técnicas de Instalación

Evolución de las Técnicas de Instalación
1.6 (31.76%) 34 votes

En el sector de la instalación con elementos de PVC ha habido una evolución a lo largo de los años, tanto en las técnicas de instalación como en los materiales empleados para las mismas.

A lo largo de las siguientes líneas, vamos a detenernos en el primero de ellos, viendo el pasado y el presente de las técnicas de instalación de ventanas y puertas de PVC.

Evolución de las Técnicas de Instalación

En España, el concepto de la técnica de instalación nunca ha estado sometido a un escrutinio constante. Para los fabricantes y trabajadores de elementos como la madera o PVC, aparecía como más importante el hecho de que el producto fuera de una buena calidad.

Lo que sí que es cierto es que en nuestro país, hay zonas donde estas instalaciones tienen mucha más efectividad en los objetivos que persiguen que otras. Uno de los motivos más razonables para pensar esto es la influencia del clima.

Técnicas Clásicas

Poco a poco, dichas técnicas han ido evolucionando. Hasta hace unas fechas, una buena instalación de una ventana de PVC reunía los siguientes criterios:

  1. Anclaje de manera mecánica de la carpintería al hueco.
  2. Aislamiento a base de un sellado con espuma PU.
  3. Sellado del perímetro entre carpintería y obra.

Técnicas Actuales

Las técnicas que se emplean hoy en día en una obra de instalación de ventanas de PVC pueden dividirse de la siguiente manera:

  1. Montaje de las membranas: Estas membranas van equipadas con un material autoadhesivo que se queda fijado directamente en la carpintería. Se recomienda encarecidamente que este tipo de trabajos se hagan en el taller.
  2. Fijación de la ventana al hueco: Este proceso siempre se tiene que producir por medios mecánicos. Si puede ser posible, mediante el uso de una tornillería adecuada. No se debe usar la espuma PU para fijar la ventana de manera única. Además, el puente térmico que provoca el tornillo se elimina con tacos específicos.
  3. Espuma. Una vez fijada la ventana, toca aplicar la espuma. Se recomienda utilizar un pulverizador con agua con el objetivo de humedecer las juntas antes de aplicar la espuma. De esta manera la estructura gana en estabilidad.
  4. Fijación de las membranas: Aunque estas membranas vienen equipadas con autoadhesivos, se recomienda complementarlo con la utilización de un adhesivo transpirable.
  5. Selladores de alta densidad: Estos artilugios hacen que el aislamiento y la estanquidad tengan unos valores mayores que en selladores más tradicionales. Esto es debido a que son más densos que los tradicionales.

Aun no hay comentarios

Publica un comentario